jueves, 19 de agosto de 2010

Millenium, los best-sellers y las peliculas sobre libros

Se abre el telón y aparece... una afición.
No me gusta la fama que tienen los best-sellers de ser libros malos y no entiendo la posición "elitista" que toma la gente cuando dice "No, es que yo no leo esos libros...". A mi me encantan. Me gusta, principalmente, porque siempre vas a poder comentar más facilmente un libro que ha leido mucha gente, por malo que sea, que uno que solo has leido tu. Además, no creo que los best-sellers sean malos, si son los más vendidos por algo será.
Un ejemplo de un buen best-seller es la trilogía Millenium, que por fin he acabado. Con el tercer libro todos los personajes y situaciones encajan, como si desde el principio hubieran sido creados para ese momento final. Me parece, además, que la función principal de una novela es la de entretener y Millenium lo hace perfectamente. Pondré como queja (¿Pensabais que no me iba a quejar?) esos malditos nombres suecos que dificultan tanto la lectura. Personajes como Sonja Modig, Jerker Holmberg, Thorbjörn Fälldin, Torsten Edklinth o Birger Wadensjöö son fácilmente confundibles y olvidables, como sacados de un catálogo de IKEA.
Otra cosa que me gusta mucho es leer best-sellers que van a ser convertidos en películas. Desde Harry Potter, El niño con el pijama de rayas o la propia trilogía de Millenium. Me encanta porque es como comparar lo que tu has imaginado al leerlos con lo que han imaginado otros, compartiendo puntos de vistas y maneras de entender las cosas. Me gusta imaginar "esto en la peli será así..." o "esto seguro que no sale" y luego poder comprobar si me equivoco o no.
En conclusión, me gusta Millenium, los best sellers y las películas sobre libros, que no los libros sobre películas, que me parecen un sacaperras de mucho cuidado.

3 comentarios:

Guillermo dijo...

sabía que ibas a nombrar a Harry Potter xD

Fran dijo...

Me veia en la obligación... Tengo que
hacerlo un minimo de veces a la semana,
o me siento culpable! xD

Anónimo dijo...

Si ponen esos nombres es porque para los suecos es lo más normal, yo no le veo ninguna pega, aunque te haces un lio, pero eso también tiene su encanto