martes, 28 de septiembre de 2010

El club de fans de Dios.

Se abre el telón y aparece... la Iglesia
Llevo tiempo pensando que los grupos de Facebook, y sobre todo los seguidores que estos tienen, servirían como reflejo de la sociedad. Hace unos días me crucé con uno, "No tengo nada en contra de Dios. Lo que no soporto es su club de fans.", actualmente con 29.177 seguidores, que define muy bien lo que yo pienso y lo que piensa practicamente todo el mundo que conozco.
No tengo nada en contra del cristianismo, ni de cualquier otra religión. Cada uno puede elegir en lo que quiere creer y en lo que no, en quien deposita sus esperanzas y en quien no. Me parece que las religiónes surgieron de la necesidad de esperanzas y respuestas de la gente y que es precisamente esto lo que hace que la Iglesia (y en esta vez si me centro en el cristianismo) me caiga tan mal, el aprovecharse de la confianza que les deposita la gente.
No me voy a poner a enumerar las mil y una incoherencias que comete la Iglesia católica, desde sus presupuestos hasta sus desprecios a muchos (más de los que parecen) sectores de la población.
Lo que quiero aclarar con esto es que no hay que confundir Iglesia y religión, que no quien cree en Dios tiene porque compartir todo con la Iglesia y que, además, no es nada malo que alguien tenga unas creencias porque, simplemente, a los demás nos da igual.

4 comentarios:

guille dijo...

muy bien dicho! nos vemos este domingo en misa, no¿?

Fran dijo...

Jajajaja... solo opinaba! ;)

Yagoloro dijo...

Holap!
Pásate por mi blog, te he entregado el Premio "Flor Naranja". Espero que te guste.
Un saludo.

Toni En Blanc dijo...

Un post acertado :)