martes, 4 de octubre de 2011

El árbol de la vida: Un reto para el espectador.

Se abre el telón y aparece... una película difícil de comentar.
Me enfrento al comentario (o a la crítica, si queréis llamarlo así) de esta película con miedo y humildad. Miedo, porque quiero medir bien mis palabras para no equivocarme y humildad porque no me siento capacitado para comentarla.
Supongo que todos sabéis las grandes y maravillosas críticas que está recibiendo la película y, a su vez, lo mala que resulta para el público. Hay en algunos cines que te dejaban salir durante la primera media hora y te devolvían el dinero... Un despropósito, todo sea dicho.
Ante esta situación se me plantea el primer dilema: algo falla. Está genial que una película encante a la crítica, sea muy madura y todas esas cosas y adjetivos que podemos leer estos días en los periódicos pero el cine, o al menos en mi opinión, se hace para la gente. Si a la gente no le gusta, si no consigues que se queden hasta el final, si salen con mal sabor de boca... es que algo no está bien.
Las sensaciones que me quedaron con la película fueron las mismas que me dejaban esos libros "maravillosos" que nos hacían leer en el instituto. Acababas de leerlo y no acababas de entender porque era tan famoso si, para ti, no tenía nada. Y es por eso que digo que no me veo capacitado para comentarla, porque obviamente hay algo más que no vi.
La primera hora de la película (esa en la que la gente abandonaba los cines) es una serie de imágenes preciosas (parecen sacadas de una colección de postales), voces en off, personajes casi mudos y más y más escenas bonitas... La secuencia de la formación del universo me dejó bastante frío (¿dinosaurios?), pues creo que está alargada en exceso. Porque sí, sí, esta película también habla de la formación del universo.
Pero una vez pasa esa hora, aproximadamente, es cuando empecé a cogerle el pulso a la película. Nos centra en la historia de una familia en la que el padre es la figura autoritaria, mientras que la madre representa la bondad. No quiero desvelaros mucho de la trama, porque me temo (y perdón si os menosprecio) será de lo poco que guardéis en el recuerdo después (como ha sido mi caso).
La historia de la familia está muy bien. Engancha, se entiende todo (incluido el trasfondo, muy espiritual y filosófico, sobre el origen del ser humano, su función en la Tierra...).
Vamos, que ya estaba yo respirando aliviado, enganchado, ordenando mis argumentos contra los detractores del film y va y llega el final de la cinta y me acaba de liar del todo.
Serán unos diez minutos de escenas que, lamentándolo mucho, no pude entender. Y me da rabia, porque se notaba que había mensaje, que quería decir algo, que la culpa era mía por no verlo... pero no lo vi. Quizá influyera que la película dura más de dos horas e igual estaba un poco saturado ya...
Sobre la duración: Se podría acortar, sobre todo de la primera hora, pero dejaría de ser la misma película. Se ve una película estudiada, muy planificada (me encantaría leer el guión, no se como han escrito todas esas escenas de paisajes para conseguir darle coherencia final) y seguramente si quitamos toda la aparente "paja", la película pierda toda su gracia.
Me gusta esa sensación que da estar volando todo el rato. Todo grabado con steady-cam (mirar este vídeo, os reiréis y sabréis que es), parece que flotamos durante toda la película...
Y sobre las interpretaciones pues que decir, Brad Pitt se sale y Sean Penn no sale. Dice por ahí que Sean se enfadó cuando, en postproducción, recortaron en gran cantidad sus escenas. Podríamos decir, prácticamente, que no sale en la película... Creo recordar tres frases en todo el metraje. Y Brad Pitt, como os digo, borda el papel de padre autoritario y violento, aunque si queréis verla porque sale él os aviso: sale feo.
Mención especial para una muy buena banda sonora de Alexandre Desplat (está que se sale últimamente).

Y en definitiva, mi conclusión es que no es tan mala como para irse del cine (aunque hay que tener un poquito de paciencia) y que requiere un gran ejercicio por parte del espectador pueda verla en su máxima expresión. Sé que tendré que volver a verla en un tiempo y seguro que encuentro nuevos matices y mensajes que no descubrí ayer pero, de momento, dejaré que pase el tiempo.

6 comentarios:

Arnau Castro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Arnau Castro dijo...

Tengo que verla pero ya!! Esta tarde a lo mejor...

TAQUI dijo...

Pues yo tengo que encontrar el momento (más de dos horas) para verla!! Pero creo que con lo que nos cuentas, si es película para filosofar y pensar mucho, me gustará!!

Un besazo

lidiarubiapollo dijo...

tengo que decir que la peli me encantó, todo se basa en dobles sentidos, la eterna lucha en silencio entre la naturaleza (que es representada por la madre) y por la religión (en este caso, el padre) que tienen por el origen del universo.

salí del cine con un muy buen sabor de boca, es muy grande que una película así haya llegado a la cartelera, a la gente de la calle, te hace reflexionar, si la pillas, claro. todo lo que se habla en la película es importante, y solamente son frases cortas, pero para qué más.
La gente seguramente vaya por los actores que la protagonizan, o por la polémica que está creando.
Sea lo que sea, esa peli ya capta público, y al fin y al cabo es lo que se busca no?

Una gran peli tio,
pasiu bé :)

Yagoloro dijo...

Holap!

Justo anoche me dio por verla a mí, ^^
Y debo decir que me encantó, aunque es cierto que el principio se hace largo aunque necesario, :)

Bye bye.

Susana_MqR dijo...

no la he visto pero m has creado el gusanillo

bss