sábado, 26 de marzo de 2011

Con el paso de los años.

Se abre el telón y aparece... la misma película, pero varios años después. 
En los últimos meses he visto dos de las que yo catalogaba como "Mis películas favoritas" (que son muchas y muy variadas, por cierto) y me he llevado una decepción con ambas. No me pasa siempre, pero con estas dos me ha pasado. Estoy hablando de Eduardo Manostijeras y La venganza del conde de Montecristo (muy diferentes entre sí, como veis).
La primera la recordaba con muchísimo cariño. Recordaba una historia tierna, una estética muy "burtoniana", unos personajes carismáticos... pero cuando la volví a ver encontre muy poco de todo esto. Me pareció que tanto el hecho que origina toda la historia (la representante de AVON entrando en el castillo abandonando de Manostijeras, recorriendolo entero y subiendo hasta el tejado) es de lo más ridículo e inverosímil. El final me pareció muy poco satisfactorio, aunque el detalle de la nieve, que no lo recordaba, me gustó mucho y si me hizo recordar esa parte tierna de la historia. Sólo reconocí al director, Tim Burton, en el personaje protagonista y en la casa de este... Por no hablar del personaje de la hija y de su pandilla de amigos. Vamos, que me chafó los recuerdos que tenía sobre la película.
Y algo parecido me pasó con La venganza del conde Montecristo, que siempre que la pillaba en la tele me enganchaba y hacía tambien un montón de años que no veía. Como ya he dicho por aquí me encanta ver película basadas en libros y leerme libros sobre los que ya he visto la película que inspiró. Es como hablar con alguien del libro, ver como se lo imaginó la otra persona... pero creo que con esta no nos leimos el mismo libro. Es una trama dificil, muy compleja, con muchos personajes y MUY extensa. Yo estoy acostumbrado, dada esta afición de la que os hablo, a ver como recortan tramas, desaparecen personajes o cambian situaciones para que la película quede mejor y me parece totalmente justificado, pero en este caso (en el que tambien han recortado muchísimas tramas) han cambiado a los personajes, sus orígenes, su nivel social... han desordenado los acontecimientos sin sentido, han inventado un sinfín de situaciones y, lo que es peor, el final es totalmente diferente al libro. Y cuando digo totalmente es totalmente. Vamos, es que nada podría ser más al revés. Y claro... no es que me decepcionara la película como tal, que sigue siendo una gran peli de aventuras, pero es que después del cariño que le cogí al libro (que mis meses tuve para hacerlo) pues la pelicula no mola nada... ¡Es que hasta el nombre de la historia se han inventado!
En fin, que no se si será el paso de los años en las películas o el paso de los años en mi mismo, pero creo que me voy a pensar mucho si seguir viendo más de estas "películas favoritas".

NOTA: Hablo de la versión de Montecristo del año 2002, no de la miniserie de Gerard Depardieu, que no he visto pero seguro que es más fiel al libro dada su extensión.

2 comentarios:

Alejandro dijo...

A mi me ha pasado también con alguna película y con muchas otras que las recordaba pero que después les he sacado otros puntos de vista y he sacado más detalles y me han gustado más peliculas que en su dia no me convencían.
Pero creo que influye un poco la edad, el nivel de exigencia y la evolución de cada uno.Y claro, ver una película como Eduardo Manostijeras, despuésde ver otras muchas más "burtonianas" de después, te sabrá a poco, pero para mi será siendo una de mis películas favoritas

Alejandro dijo...

seguira siendo*